Campeones de la iglesia local


Por: Marcos Witt


“¿Y quién creen ustedes que soy? ―¡Tú eres el Cristo, el Mesías, el Hijo del Dios viviente! —respondió Simón Pedro. ―Dios te ha bendecido, Simón, hijo de Jonás —le dijo Jesús—, porque esto no lo aprendiste de labios humanos. ¡Mi Padre celestial te lo reveló personalmente! Tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y los poderes del infierno no prevalecerán contra ella.” (Mateo16:15-18 NBV)

1. CRISTO es la roca, el fundamento de la iglesia local.

La Biblia relata en Mateo 16 una conversación entre Jesús y sus discípulos. En un momento Pedro recibe una revelación de parte de Dios y le dice al maestro: ¡Tú eres el Cristo, el Mesías, el Hijo del Dios viviente! A lo que Jesús contesta: —¡Mi Padre celestial te lo reveló personalmente!

 Para comprender mejor este pasaje, debemos conocer el significado de dos palabras griegas. En primer lugar Petros, que significa piedra. Jesús menciona aquí el nombre de Pedro, equivalente a una “pequeña piedra”. La segunda palabra es Petra, que significa “piedra grande”, haciendo referencia a la revelación dada por Dios a Pedro: “Cristo es esa roca, Jesús es el fundamento de Su iglesia”.

Jesús no habló de edificar disqueras, institutos o ministerios, sino que habló de edificar su iglesia. Si no estamos edificando lo que Cristo edifica, no edificamos nada duradero. Cuidado con construir nuestros propios objetivos y proyectos, en cambio, que nuestras visiones y ministerios se enfoquen en edificar, con Jesús, Su iglesia.  

“Si el SEÑOR no construye la casa, los constructores pierden su tiempo. Si el SEÑOR no vigila la ciudad, los guardias pierden su tiempo”. (Salmos:127:1 PDT)

¿Quieres colaborar con Jesús en la edificación de Su iglesia?  

2. Nuestro privilegio es SERVIR a la iglesia local.

Uno de los peligros que debemos evitar en los ministerios paraeclesiásticos es buscar perseguir visiones propias, sin tener en cuenta la visión principal que tiene la iglesia.

Nuestra meta principal es brindar a las congregaciones locales los contactos, los recursos, las herramientas y las oportunidades que tenemos como ministerio global. No existimos para servirnos a nosotros mismos como institución, sino que todo lo que hacemos es para el fortalecimiento de la iglesia en cada ciudad. 

Mi deseo es que cada integrante de la familia CanZion, sean directivos, maestros o estudiantes, sean campeones de la iglesia local.

¿Qué tan involucrado/a estás en tu comunidad de fe?

3. No somos competencia, somos COMPLEMENTO.

Somos parte de una organización global, pero no somos la única, hay muchas que Dios está usando, porque se requiere de todas para que el mensaje de Cristo alcance al mundo entero. Todos somos necesarios. No somos competencia, somos complemento.

Cuando empezamos con las escuelas, en cada ciudad donde se fundaba un Instituto Canzion yo desayunaba con los pastores, conversaba con ellos, les compartía la visión y les daba la oportunidad de hacerme preguntas, tal vez por ello es que nuestras escuelas cuentan con un gran apoyo de las iglesias locales en las ciudades donde estamos. 

¿Cómo está la conexión con tus pastores? 

Necesitamos pedir a Dios amor por Su iglesia. Debemos conectar con los pastores que Dios usa en cada congregación y estar dispuestos a servir en lo que podamos. No importan los problemas o defectos que podamos encontrar, nunca olvidemos que es la iglesia de Cristo. 


Para compartir en tus redes:

“Si no estamos edificando lo que Cristo edifica, no edificamos nada duradero. Cuidado con construir nuestros propios objetivos y proyectos, en cambio, que nuestras visiones y ministerios se enfoquen en edificar, con Jesús, Su iglesia”.

Instagram: @marcoswitt @institutocanzion #ExperienciaICZ #UnidosICZ Twitter: @marcoswitt @iczglobal #ExperienciaICZ #UnidosICZ